Nutrición

Los bebés que tienen labio y paladar hendido pueden ser alimentados como cualquier otro bebé. Aunque en muchos casos, dependiendo la complejidad del problema o anomalía es que pueden necesitar tetinas especiales que pueden explimirse si el bebé tiene problemas al succionar la leche de la madre. También hay placas desmontables se colocan a modo de paladar del bebé para ayudarlo a su alimentación y evitar que estos se ingieran o introduzcan por conductos respiratorios.

Ver link:  Pigeon México